Acústico Simon Grossmann

Acústico es el “Ciclo” de Simon Grossmann

El cantautor venezolano, radicado en Florida, debuta con un álbum de folk, producido por José Luis Pardo


Hay infinitas formas de escribirle y cantarle a los ciclos de la vida. Dentro de esta vastedad aparece el debut discográfico de Simon Grossmann como uno de esos caminos que se han trazado para ver el particular mundo de este cantautor venezolano de 22 años de edad. El joven caraqueño, residenciado en Florida, Estados Unidos, acaba de bautizar su disco independiente: Ciclo, que contiene siete temas de folk acústico, algunos con aires de bossa nova, que llaman a la calma, a pasarla relajados.

El álbum contó con la producción de José Luis Pardo (ex Los Amigos Invisibles, Dj Afro y Los Crema Paraíso) y, hasta los momentos, se consigue en Spotify y Apple Music. Dejemos que el músico le cuente a NoEsFm sobre de su trabajo.

¿Cómo fueron esos inicios en la música?

Siempre me interesó mucho la música. Recuerdo que desde pequeño siempre tuve una curiosidad por los instrumentos. En casa de mi abuelo había muchos instrumentos y varios de mis tíos tocaban guitarra. Yo soy el cuarto de cinco hermanos, así que cuando el mayor quería hacer una actividad, todos lo seguíamos. Cuando yo tenía como seis o siete años, mi hermano tomó clases de guitarra, entonces yo decidí hacer lo mismo. Ahí empezó mi amor por tocar un instrumento. Un día, el profesor dejó de venir y abandoné el instrumento, pero siempre me quedaron esas ganas de seguir aprendiendo.  Mientras iba creciendo, me siguió interesando la música y, al principio de mi adolescencia, retomé la guitarra y fui parte de una agrupación llamada Acurama. En ese momento no cantaba, entonces solo tocaba la guitarra. Cuando me uní a la banda empecé a escribir mis propias canciones y no he parado desde ese momento.

¿Cuándo te fuiste a vivir a Estados Unidos?

El verano del año 2010.

¿Es cierto que llegaste a vivir en una zona de la costa venezolana?

Nunca viví en la costa, pero durante muchos años hacía viajes a la isla de Margarita con mi familia. A mis familiares siempre les ha gustado mucho la playa, entonces pasaba mucho tiempo allí. Ya de más grande iba bastante a La Guaira con amigos a surfear.

“Ciclo” es el nombre de una de tus canciones que habla sobre esos procesos circulares que encierra la vida. ¿Es por eso que el tema y el disco se llaman así?, ¿es tu canción más representativa?

Definitivamente es la canción que representa más la narrativa del disco. Aunque no parezca, es un álbum bastante personal, y “Ciclo” es una canción que agarra un pedazo de cada tema del disco.

“Ciclo” está producido por José Luis Pardo. ¿Cómo llegas a él?

Un día estaba viendo videos en Youtube de Rawayana, Los Amigos Invisibles, etcétera. De alguna manera terminé en su página web y había un botón que decía contact. Ahí mismo decidí mandarle un email con mi información sin pensar que me iba a responder. Le mandé una de mis canciones. Un par de horas después me respondió el email diciéndome que le pareció increíble la canción y me invitó a Nueva York para grabar lo que sería el disco.

¿En qué forma contribuyó José Luis en tu producción?

Las canciones ya estaban listas. Cheo influyó mucho en la dirección que tomaron las composiciones. Cuando llegué a NY, hicimos unos cambios de estructura, pero las piezas no cambiaron mucho. Yo llegué con las canciones en formato acústico y con él fui discutiendo cómo íbamos a colorear el disco.

¿Él cambió el rumbo de tus canciones y de tu disco?

Fue una conversación bastante divertida. Yo nunca había escuchado mis canciones con algo más que una guitarra y en acústico. Al llegar allá, yo grabé solo mi guitarra y la voz, y luego fuimos metiéndole lo demás. Yo solo pasé una semana allá, así que todo eso lo fuimos discutiendo por teléfono. Teníamos una idea bastante parecida de lo que queríamos hacer. Yo quería escuchar mi música de la manera como él hace la suya. Cheo estaba de acuerdo, pero también le parecía que no había que llenarlo de instrumentos, entonces concluimos en que íbamos a hacer un disco sencillo pero divertido y, en mi opinión, eso fue lo que salió.

¿Trabajarías una vez más con él?

¡Sí claro!

Has dicho que este álbum tiene un tinte caribeño y playero. ¿Esto sólo se debe a tus primeras influencias, a través de tu niñez, escuchando a Juan Luis Guerra, Chichí Peralta, como has dicho, o hay más motivaciones que te movieron hacia esta sonoridad?

Creo que como cualquier latino, siempre tendremos influencias muy fuertes de nuestros músicos. También como venezolano hay mucho de dónde agarrar, como Simon Díaz, Franco De Vita, o incluso más hacia esta época, como Rawayana, Los Mesoneros, Viniloversus, Americania. Pero si tengo que mencionar las influencias directas, tendría que nombrar a grandes como Jack Johnson, John Mayer, Héctor Lavoe, Jorge Drexler, que no solo son referencias sonoras, sino también de formato.

Simon Grossmann

Simon Grossmann. Fotos de Malakhai Pearson

Se nota que tu estilo es acústico, muy folk, algo de pop y hasta bossa nova en algunas piezas, ¿siempre quisiste hacer un álbum con este enfoque sonoro?

Después de dejar Venezuela, cuando llegué a Miami solo tenía una guitarra, entonces me enfoqué mucho en el folk acústico. Ya cuando fui creciendo como músico, pero más que todo como oyente de la música, me fui bastante a la bossa nova o algo parecido. Cuando descubrí a Drexler, fue cuando en verdad comencé a componer canciones más pensadas desde el punto de vista musical, pero sin duda, ese siempre fue un sonido que quería buscar. Cuando empezamos a hacer todo para el disco, Cheo y yo conversamos mucho sobre Devendra Banhart, Whitest Boy Alive, Kings of Convenience, y ese tipo de sonidos que son bonitos y muy simples.

“Ciclo” es un trabajo donde un narrador nos cuenta historias sencillas, de amor, en total relax. ¿El principal motivo, en cuanto a composiciones, es el tema de pareja?

En este caso sí. “Ciclo” es una producción que además de tratar una relación, también es un disco bastante joven, aunque tenga temas como, por ejemplo, “A la madrugada”, que la escribí hace mucho tiempo. Pero, en general, mis composiciones son así. Me gusta hacer canciones simples y bonitas.

¿Además de músico, te dedicas a otras labores?

Estoy ahora cursando mi último semestre de Comunicación Social en la Universidad de Florida.

Hasta ahora “Ciclo” se consigue en Spotify y Apple Music, ¿piensas colocarlo en otras plataformas?

Sí. Prontamente va a estar disponible en Youtube.

¿Estás trabajando con algún músico en Estados Unidos?

No por ahora. He trabajado con Camila Luna. Ella es una cantante que vive en Miami, nominada a los Latin Grammys. Con ella compuse su sencillo “Despierto”, que es parte de su timo disco, “Flora y fauna”.

¿Qué otros planes tienes para este año?

Por ahora, quiero que mi música le llegue a más gente para poder llevar a cabo presentaciones en muchos lugares. Y bueno, seguir escribiendo y componiendo canciones.

acústico

Ciclo - Portada

Arte del disco “Ciclo” por Olimpia González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *