Electropop El Lazaro

Electropop nostálgico levanta El Lázaro

El dúo mexicano debuta con una obra envuelta en ambientes de pesadumbre y resplandor a la vez.


La melancolía se asocia a la meditación, observación interna de uno mismo y de lo que circunda. En este tiempo de fugacidad e inmediatez, producto del mundo digital, es necesario, más que nunca, hacer un espacio para la introspección. Surgen preguntas, a veces sin respuestas; dudas, miedos, anhelos, esperanza.

La ópera prima del dúo mexicano El Lázaro camina entre la oscuridad y la claridad. Un disco con piezas instrumentales e interpretadas, unidas por el electropop y la melancolía que invaden a sus dos creadores: Alejandro Romero y Guillermo Flores. Ellos son los protagonistas de este novedoso proyecto nacido en Guadalajara, a mediados de 2015. Dejemos que ellos nos cuenten más de esta aventura sonora a través de NoEsFm.

¿Antes habían pertenecido a otros grupos o proyectos?

Guillermo Flores: Sí, la verdad es que llevamos mucho tiempo en esto de la música. Alejandro, por ejemplo, trabaja haciendo música para publicidad y cine, pero también ha participado en varios proyectos como Expedición Humboldt (Morelia), produjo y participó en el último disco de Ray Coyot, llamado “Colmillo” (Guadalajara). Forma parte del dúo Hiroshima Project (electrónica experimental), quienes lanzaron un álbum en 2015. Yo, por mi parte, me inicié tocando en un proyecto de rock progresivo (batería) llamado Dbatan, en el que lanzamos un disco en 2006; participé en el Cuarto Manouche (cuarteto de jazz gitano), con el que estuve un par de años grabando varios temas (Ep/2010). En 2012 lancé un proyecto solista llamado Abraham Quinta, en el que fui compositor, arreglista y multiinstrumentista del álbum “Premoniciones”. He colaborado en varios proyectos emergentes como músico de sesión. El último proyecto en el que colaboré fue en Rap sin Formato (live band), como director musical, tocando batería, con el cual participamos en varios festivales nacionales e internacionales.

Es su disco debut, respaldado por Kaparasound Records, mezclado y masterizado por Romero.

GF: Así es. Alejando es socio fundador de Kaparasound, lo que nos permitió hacer pequeñas colaboraciones en el estudio y, finalmente, decide producir el proyecto en su totalidad: grabación, mezcla, postproducción y masterización.

El dúo nació con la idea de hacer música electrónica, manteniendo sus raíces mexicanas, ¿consideran que hay sonidos con tradiciones mexicanas en este disco?, ¿de qué forma?

GF: Bueno, prácticamente nací y crecí en el medio musical gracias a mis padres, ya que se dedicaban profesionalmente a esto. Mi madre cantaba música vernácula, por lo que para mí es muy natural componer melodías con esta estructura (armonías / primera y segunda voz) y coros contagiosos, generalmente compongo música en 3/4 (como el son), y siempre tengo muy presente el sonido del guitarrón (instrumento del mariachi) cuando hago líneas de bajos. Alejandro y yo estamos comprometidos con hacer música en español.

Alejandro Romero: Creo que yo tengo menos influencia que Guillermo, me encanta la música de concierto mexicana, sobre todo en la etapa nacionalista. Mi compositor favorito es Silvestre Revueltas, así que en esa parte está mi influencia. Además, desde que empezamos el proyecto tenía muy claro que fueran las letras en español. Nuestro idioma es muy rico y expresivo.

Han dicho en varias entrevistas que su estilo es electropop, ¿qué rasgos lo caracterizan?

AR: En verdad siempre quise hacer música electrónica con pop, esto viene de mis primeras influencias como Mecano y Michael Jackson, pero es difícil encasillar a El Lázaro solo en este estilo. Creo que nuestra influencia es muy variada y, a final de cuentas, le pusimos electropop para no rompernos la cabeza con la gran cantidad de géneros que existen ahorita (risas).

¿Es cierto que El Lázaro comenzó haciendo música a manera de hobbie?

GF: Sí, comenzamos enviándonos archivos por mail, y cada quien en su casa iba agregando layers a los tracks, hasta que iban tomando forma, y después nos reuníamos en el estudio y comenzábamos a producir los temas. Todo empezó como un día de pasarla bien entre amigos, hacer lo que nos gusta, pero de pronto el sonido fue evolucionando y cada vez fue más complejo no hacer algo con buena calidad, así que se fue profesionalizando con el paso del tiempo.

AR: ¡Totalmente!, era una manera de soltar todo lo que teníamos dentro. Empecé a ver el potencial y a experimentar con sonidos; y pues, funcionaba muy bien. Yo estaba pasando por una relación un poco difícil y quise hablar de eso como si fuera una historia. Lo que hicimos Guillermo y yo fue juntar nuestras composiciones, hasta que nos dimos cuenta de que, reuniendo todas las canciones, contaba los altos y bajos de una relación, así que todo tenía sentido, nos emocionamos y ya lo tomamos más serio.

El Lázaro

El Lázaro – Fotos de Fernando Poiré V

Hay dos piezas que se destacan en este disco homónimo: la instrumental “Gentil tristeza de las cosas”, ¿por qué ese nombre?

GF: Me inspiré en el término japonés “Mono no aware“, el cual hace referencia a la sensibilidad o capacidad de sorprenderse o conmoverse, de sentir cierta melancolía o tristeza ante lo efímero, ante la vida y el amor. Este concepto me lo platicó mi mejor amiga y cuando leí al respecto me atrapó. La canción surgió con una simple melodía a modo de mantra.

La otra pieza es “Granizal”, una suerte de trip hop. Es un tema denso, hasta la letra.

GF: Compuse ese tema a partir de una experiencia muy difícil en mi vida, curiosamente el día en que lo escribí, hubo un frente tropical en el occidente del país (Jalisco) y cayó literalmente granizo, de ahí el nombre. Aunque tiene relación al momento caótico que atravesaba. Cuando llegué con la canción al estudio y Alex la escuchó, le encantaron los cambios e inmediatamente la produjo, pero terminamos con una fuerte jaqueca. Realmente nos costó bastante terminar el track.

AR: Para mí esta fue la pieza clave para encontrar nuestro sonido. Platicaba con Guillermo que en parte de una relación tormentosa hay un momento de autodestrucción, un momento en el que nos sentimos olvidados y todo nos aprisiona. A la hora que llegó con la idea, era como si representara perfectamente lo que se siente ese momento. Cuando le hicimos los arreglos, traté de limitarme a pocos instrumentos y jugar más con otros elementos sonoros. Y cuando la terminamos, verdaderamente fue enfrentarnos con nuestros pensamientos más oscuros, por eso nos dejó bastante agotados.

“Perdonar” es la pieza menos oscura.

AR: “Perdonar” para mí fue la canción perfecta para terminar el disco, por su tono esperanzador. Estaba un día en una playa cerca de Guadalajara y me enteré de una mala noticia. Me hallaba totalmente incrédulo cuando corté la llamada, las cortinas estaban cerradas y quise ver el mar, y estaba todo nublado. En ese momento se me vino la frase de “un segundo nubla todo el cielo” porque, según mi apreciación, el día estaba soleado y parecía que se había nublado a propósito. Estaba muy enojado, sin embargo, sentí algo que me liberaba, y pues creo que la única manera de deshacerte de tus demonios es perdonar desde lo más profundo de nosotros. Llegué a Guadalajara, le mandé la idea a Guillermo y, en verdad, entendió perfectamente. En unas horas teníamos la canción hecha. Aunque, obviamente, tiene tono nostálgico, queríamos terminar con un matiz más ligero.

¿Y cómo trabaja el dúo?, ¿todo lo hacen por computadora?, ¿cómo es ese proceso creativo?

GF: Generalmente, Alejandro tiene alguna idea y me la muestra, después me manda los textos que escribió para la canción y luego intento descifrarlos (risas). Hasta ahora el resultado ha sido muy bueno, cada quien hace su parte y nos apoyamos mucho en ese sentido, ya que procuro ser lo más fiel al mensaje que quiere dar. Finalmente, la llevamos al estudio y la producimos en la computadora, y hacemos todo el proceso de producción. Cuando yo llego con una idea (canción), Alex la procesa y cuando me muestra el resultado ¡pfff!, es sorprendente.

AR: Trabajamos desde con notas de voz hasta con bocetos bastante básicos. Es interesante porque cada uno tenemos nuestra visión, pero creo que la clave está en que respetamos nuestras ideas. Para mí la computadora es mi instrumento principal, desde chico me ha encantado y veo libertad a la hora de crear. Sin embargo, tomamos muchos sonidos de la naturaleza, de la vida diaria, tratando de que no suene totalmente mecánico, y dejar que la música respire más orgánicamente.

¿Hay colaboradores en este disco?

GF: Sí, nuestro gran amigo Santiago Ancona, que nos acompaña en vivo, tocó la batería en “El viento” y produjo detalles dentro del mismo tema, además de involucrarse en el proceso del disco (arreglos de electrónica y de batería en general). En “No temas” nos ayudó en la producción vocal David Velasco de Porter. Juan Pablo Miramontes estuvo involucrado en el proceso de la mezcla y master, al igual que Israel Bañuelos (socios de Alejandro en Kaparasound).

¿Qué inspira a El Lázaro, como dúo y este trabajo?

AR: Las pequeñas historias, lo cotidiano, en ponerle atención a los detalles más insignificantes, disfrutarlos. Eso es en mi opinión lo que hicimos con este disco.

Portada El Lazaro

Cover por Obeh Studio

¿Quién produjo el disco y quién hizo la portada?

GF: El disco lo produjo en su totalidad Alejandro Romero en Kaparasound (donde es socio fundador). La dirección de arte y el branding del proyecto lo desarrollé yo en Orbeh Studio, donde soy director creativo, diseñador e ilustrador digital.

La carátula del álbum es una montaña con neblina, apenas se ven los árboles, como sombras. Ese ambiente opaco, melancólico es el que se siente en los temas, concibieron hacer este disco con estas sensaciones, con la nostalgia presente como mencionaron antes.

GF: Sabes que nos enfocamos desde el inicio en tener un concepto, y coincidimos en que el insight del proyecto es la melancolía. Pasamos muchas horas en reuniones creativas para poder llegar a ese resultado. Queríamos transmitir cómo hay momentos en los que se añoran tiempos pasados y puedes llegar a sentir ese calor por un segundo, con tan sólo recordarlos. La música fue concebida con la intención de plasmar esos instantes.

AR: Aquí Guillermo es el maestro. Yo estudié cine, por lo que tengo ideas, pero aquí yo nomás dí puntos de vista. Creo que desde que platicamos el concepto de El Lázaro nos quedó muy claro lo que queríamos, y Guillermo lo ejecutó de una manera que reflejaba la música perfectamente.

También han dicho que tienen influencias del rock progresivo, aparte de electropop, ¿qué otras corrientes están presentes en su propuesta?

AR: Un poco de todo, desde trip hop, música experimental, R&B moderno, pop, obviamente. Siempre me ha gustado no encasillarme en un género. Para mí es una búsqueda constante de nuevos ritmos, nueva música, nuevas voces. Siempre hay algo que detona ideas, aunque parezca que no tienen nada que ver.

Tienen un videoclip del tema “Creo en ti”, ¿de qué otros temas harán videos?

AR: Estamos en el proceso de escoger. Tentativamente queremos que sea “Perdonar” y tal vez el “Viento”, pero todavía no es seguro. Lo que sí es seguro es que vienen más videos de El Lázaro.

¿Qué más se traen para este año?

GF: Estamos montando el live para comenzar a tocar en vivo, tenemos toda la intención de darnos una vuelta por CDMX para promocionar el proyecto, al igual que visitar algunos estados de la república. Haremos la presentación oficial del álbum y estamos concretando varias cosas que, en su momento, las sabrán. ¡Grandes sorpresas se vienen pronto!

AR: Yo creo que también seguiremos componiendo. Para mí es algo esencial y que disfruto plenamente, espero tener algunas colaboraciones, pero ya el tiempo dirá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *