fbpx
bélica

Bélica devela su “Amigo secreto”

La cantautora venezolana Bélica muestra el single de su tercer álbum, respaldado por el sello mexicano Casete.

Hace seis años publicó su segundo disco (“Chica chic”) y último de esa etapa donde comenzaba su carrera como solista en suelo venezolano. Después, solamente se supo que viajó a México a la búsqueda de otros aires.

Se puede decir que hoy Bélica presenta una tercera faceta artística con el primer sencillo de lo que será su próximo disco. Y decimos tercera porque la vocalista se dio a conocer con la recordada banda La Hermandad, de Fernando Batoni (Zapato 3), luego produjo dos álbumes en solitario y ahora continúa sola pero renovada.

“Amigo secreto” es el nombre del primer single, que es parte de esa placa apoyada por el sello mexicano Casete, y que cuenta con la producción del cantautor Robles y el venezolano Iván Ochoa. El pop oscuro y el trip hop, que ya venía exhibiendo, se sienten en esta pieza compuesta por ella misma. Es un abreboca de lo que nos mostrará en ese tercer disco a lanzar en 2017.

El tema está disponible en varias plataformas digitales para su compra. Pero eso no es todo lo que se trae Bélica. En noviembre estrenará el videoclip de “Amigo secreto”, filmado en Ciudad de México bajo la producción de Rojo Films y la dirección del venezolano Peter Odor. Y el 27 de diciembre, la cantautora se presentará en la sala El Bataclán de la capital mexicana.

¿Por qué decides vivir en México?

El techo se me quedó bajito en Venezuela, necesitaba una mejor calidad de vida y evolucionar como artista. Estaba ahogada y necesitaba respirar aires nuevos. No hay país mejor que México para hacerlo.

¿Realmente te consideras una “precursora” del indie rock alternativo venezolano de 2000?

Realmente considero que en los 2000 se dio una muy importante movida de la escena musical independiente venezolana y tuve el enorme honor de formar parte de ella, además como representante femenina.

¿Qué diferencia hay entre la Bélica de La Hermandad, la que empieza en solitario y la de hoy?

La Bélica de La Hermandad era inexperta, aunque esa inocencia fue parte vital de la magia que sucedió. Aprendí mucho y fueron mis primeras giras. En el 2003, para esa Bélica en solitario, comenzó mi apertura hacia otros géneros musicales y a experimentar con ellos. Grabé muchas canciones, lo que me hizo aprender mucho de producción musical, vocal coaching y encerronas en estudios. Existe un abismo de diferencia desde ese momento hasta hoy en día. Me tocó aprender de muchas decepciones, problemas legales, fracturas en la comunicación y equipos, traiciones y mentiras. Hoy en día tengo otra visión, más experiencia y, sobre todo, la madurez para saber disfrutar el proceso de las cosas, para transformar los obstáculos en oportunidades y entregarme libremente a lo que más me gusta hacer, escribir canciones y cantar.

¿Cómo recuerdas o qué te dejaron tus experiencias con La Hermandad y tus inicios en solitario en Venezuela?

Ha sido una de las mejores épocas de mi carrera. Siempre que pienso en La Hermandad siento un buen sabor en la boca. Lo mejor de todo, además de compartir con Batoni, a quien admiro y respeto muchísimo, fue haber conocido a Yatu, ya que su manera de escribir y cantar me influenciaron como compositora. Yo me dejé llevar cómodamente porque me enamoré de cómo le da sentido a las palabras que canta.  De mi lanzamiento como solista en Venezuela, tengo recuerdos increíbles y también muy tristes. Aprendí a no confiar en todo el mundo y a pensar las cosas dos veces antes de hacerlas.  En general, no me arrepiento de nada y lo volvería a vivir, porque el aprendizaje ha sido maravilloso, estoy agradecida con cada una de las personas que para bien o para mal estuvieron involucradas en ese proceso.

En solitario tienes dos discos: “Bélica” (2003) y “Chica chic” (2010). ¿Qué pasó con estos trabajos?, ¿por qué no trascendieron en la escena de rock independiente?

El primer disco sí trascendió, al punto de que aún hoy temas de allí rotan en radios venezolanas. Lamentablemente una situación legal entre mi anterior equipo y mi anterior sello no permitió que se siguiera promocionando como estaba planeado. Sobre “Chica Chic”, en cuanto lo tuve en mis manos me vine a México y no pude promocionarlo en Venezuela como merecía.

 

“Amigo secreto” será parte de tu próximo disco, cuyo nombre está reservado.

Sí, el título del disco lo revelaremos pronto.

Piensas lanzarlo a principios del año próximo, ¿durante el primer trimestre?

El disco lo lanzaremos entre los meses de febrero y marzo. ¡Emoción!

El álbum está respaldado por el sello mexicano Casete, la producción es de Robles e Iván Ochoa. ¿Cómo fue el acercamiento entre esta casa disquera y tú?

Este acercamiento ocurrió a través de mi equipo de management, Pop Société, que tiene varios años trabajando con Casete. Le mostraron un adelanto del material al sello y éste les propuso editarlo.

¿Cómo Robles se acerca a ti?, ¿qué te ha dicho de tu trabajo?

A Robles lo conocí también gracias a mi equipo de management. Somos compañeros de roster en Pop Société. Yo me enamoré de su disco, “Melódico”, y cuando supe que él era el productor del mismo (y de otros más que también escuché y también me encantaron) quise trabajar con él. Mi management organizó el primer encuentro y pegamos mucha onda desde el minuto cero. A pesar de no conocernos desde antes, él enseguida supo leerme. Robles es un hombre de pocas palabras, pero a través de mi mánager sé que está muy contento con lo que venimos haciendo y que incluso dijo “Bélica es toda una profesional”. ¡Y lo mismo pienso yo de él!

La nota de prensa dice que hay venezolanos colaborando en tu proyecto, en la parte de imagen.

Sí, eso me tiene re feliz, no por casualidad está en México Carlitos CAE González, quien diseñó mi primer disco y a quien, desde que decidí lanzarme al ruedo otra vez, tuve en mente para mi proyecto. No solamente está diseñando el disco nuevo, si no que toda la imagen gráfica es de él. Las fotos para el disco vienen de la mano de RAM Fotografía, quien también está en DF, otro artista a quien admiro muchísimo y con quien nunca había tenido el chance de trabajar. Todo suma un todo, artistas integrales inyectándole profesionalismo y cariño a mi proyecto, ¡esto no falla!

¿Qué otros colaboradores hay en el disco?

¡Tendremos colaboradores de lujo! Sólo puedo adelantarte, por ahora, que hay músicos venezolanos muy interesantes involucrados.

¿Y qué tiempo te llevó hacer este trabajo?

Con muchísimo esfuerzo, menos de un año.

Describes tu álbum como pop oscuro, trip hop y blues. ¿Son esos los estilos dominantes?

Pienso que sí, desde siempre he conectado muy bien con estos géneros, me fluyen fácil y además me encanta poder inyectarle a la gente un poquito de veneno dulce.

En cuanto a lo “oscuro”, ¿has tenido atracción por ese ambiente sonoro incluso en tus discos anteriores?

Sí, pero tampoco hacia el extremo de enfrascarme en un solo ambiente. Mi música es versátil y me gusta dejar que instintivamente agarre su camino sola. No soy de componer canciones felices, mis letras transforman el dolor en una sensación más placentera, en reflexiones que dejan sentir la luz, por eso no es totalmente oscuro.

bélica

 

En noviembre darás a conocer el video de este sencillo, ¿exactamente en qué fecha?

A mediados de noviembre.

Eres hija de un importante cantante lírico, Carlos Almenar Otero. ¿Qué heredaste de él?

Heredé mucha cultura musical y sin duda la vena artística. El me entrenó desde chiquita. Con él aprendí a escribir, a cantar y a luchar incansablemente por mis sueños.

¿Y qué opina el maestro de tu trabajo?, ¿te aconseja?

Él se siente muy orgulloso de lo que he logrado hasta ahora y siempre me aconseja ser constante, humilde y, sobre todo, disciplinada con mi instrumento vocal.

Desde el punto de vista artístico, ¿qué has encontrado en México que Venezuela no te haya dado?

Definitivamente más oportunidades de crecer como artista y ser humano. Aunque esta es una carrera muy ingrata, en México existe otro tipo de conciencia musical que te permite continuar sin tanta frustración. México me ha enseñado que el límite se lo impone uno mismo, me abrió las puertas para descubrir y desarrollar muchas capacidades que no sabía que existían en mí.

El single es “rompevena”, ¿atravesabas alguna situación sentimental cuando lo escribiste?

En realidad fue una mezcla de situaciones, pero sí hubo un amigo secreto que hizo que me sentara y drenara lo que sentía. Luego me di cuenta de que todos, en algún momento, pasamos por eso y siempre hay autoflagelo, juicio hacia uno mismo, dolor que debes tragarte en soledad y seguir adelante. No hay nada peor que un amor no correspondido.

¿Te has cortado alguna vez la mano por alguien?

No, aunque he hecho pactos importantes que he sellado con sangre.

¿Qué otros proyectos tienes pensado, a futuro, emprender en México?

Hay muchos proyectos en puerta, sólo pido que la vida me dé tiempo para realizarlos todos. Ahora estoy enfocada en darle los últimos detalles al disco y concentrarme en prepararme para los conciertos y la promoción del sencillo y su videoclip. Estoy abierta a seguir experimentando musicalmente y seguir aprendiendo. En un país con una cultura tan grande no dejas de sorprenderte cada día con todo lo que se puede inventar.

¿Vendrías a Venezuela a presentar esa producción discográfica?

¡Por supuesto que sí! Con mi equipo ya estamos viendo cuándo sería la fecha oportuna para ir a presentarlo. A las raíces nunca se les olvida y, a pesar de la distancia, Venezuela sigue siendo mi territorio “natural”, por llamarlo de algún modo, que amo y que llevo tatuado en mi corazón adonde quiera que vaya.

.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: