fbpx
Quentin Gas

“Caravana” psicodélica de Quentin Gas & Los Zíngaros

El nuevo disco de la banda sevillana es un viaje por las raíces musicales gitanas. Quentin Gas nos cuenta sobre su proyecto

Desde que aparecieron no han dejado de compararlos con Triana. Pero su propuesta no es de rock andaluz. Los sevillanos Quentin Gas & Los Zíngaros son una verdadera caja de Pandora. Quizás cuando surgieron todas esas bandas y músicos de fusión flamenca, en los años 70, causaron el mismo asombro en los oyentes no acostumbrados a ese tipo de aleaciones rítmicas.

El experimento de Quentin Gas es una amalgama de riqueza sonora mediterránea, africana, asiática y de otras culturas vinculadas con el mundo de los gitanos. En esa búsqueda anda Quentin Vargas (su verdadero nombre), hijo de esa gran bailaora de flamenco: Concha Vargas.

Parte de esta historia está reflejada en el segundo disco de Gas, Caravana. Una producción llena de paisajes, costumbres, localidades, voces y colores, a través de diversos géneros tradicionales del flamenco, de la música persa, turca y demás, combinados con rock y psicodelia.

Su creador tiene mucho que decir y es, obviamente, la voz autorizada para hablar sobre esta Caravana sonora.

¿Quién es Quentin Gas?

Músico de la escena independiente sevillana que lleva más de diez años actuando, desde que debutara en el famosísimo y mítico bar cultural La Carbonería, de Paco Lira. Compagina su carrera entre las bandas Los News y Quentin Gas & Los Zíngaros. En 2011 actuó en Tokio y Fukuoka (Japón) con La Familia Vargas (su madre, la bailaora Concha Vargas y sus hermanos). En 2012 participó en la banda sonora de la película “El mundo es nuestro”, como coautor, junto a Charlie Cepeda (Los Labios), del tema central de dicha película. Cabe destacar su actuación junto a la banda neoyorquina Nada Surf como telonero. En febrero de 2014 regresó a Tokio con La Familia Vargas presentando el espectáculo “Zíngaro”, donde actuaron en el famoso tablao El Flamenco, haciendo sold out durante cinco días seguidos.

Vienes de una familia musical.

Pues tuve la gran suerte de nacer bajo un familia de artistas flamencos. Mi madre es mundialmente reconocida en el ámbito del flamenco puro como una de las mejores bailaoras del momento. Mi hermano Curro Vargas toca la guitarra flamenca, mi hermana Carmen Vargas canta. Y después, dentro de mi familia tengo tíos, tías, primos, primas, que también son muy conocidos, como, por ejemplo, Esperanza Fernández, la cantaora.

Ya nos hablaste de ese germen musical, ¿cómo fueron esos inicios y primeros proyectos?

La música la llevo en la sangre. Mi madre bailaba embarazada de mí, entonces así no era muy difícil que su hijo saliera artista, aunque ella no quisiera (risas). Lo que pasa es que no salí flamenco, salí rockero porque mi madre estaba continuamente viajando, trabajando, y me dejaba al cuidado de su amiga María, quien tenía hijos con edades de 15 y 16 años. Yo tenía 6, 7 años, y ellos escuchaban el rock de moda de aquel entonces, Bon Jovi, Aerosmith, Europe, etcétera. Y yo sentía que esa música me gustaba más, me llenaba más que el flamenco. Y así empezó todo. Tengo recuerdos sobre algunas letras que escribí desde pequeñito, y grababa canciones con mi grabadora con micrófono de Fisher Price.

¿Además de Los News, en qué otros proyectos actúas?

Nunca tuve más proyectos, sólo Los News y ahora Quentin Gas & Los Zíngaros.

¿En qué momento y cómo se forman Los Zíngaros?

Quentin Gas & Los Zíngaros nos formamos de la necesidad de querer componer y tocar canciones que no tenían ni tienen cabida en Los News. Quería experimentar y hacer cosas nuevas, diferentes y así surgió.

¿Desde que comenzaron tenían claro hacer esa propuesta musical en particular, o fue algo accidental?

No, de hecho los comienzos son más bien folk y rock más fronterizo. Quería hacer un rollo The White Stripes andaluces, con flamenco; pero después cambiamos el chip y descubrimos nuestro sonido que es rock flamenco psicodélico.

 

Su primer disco fue “Big Sur”, en 2016, ahora presentan “Caravana”. El nombre y la portada del disco nos dice de que se trata de un recorrido sonoro por los nombres de los temas: “Punyab”, “Persia”, “Turkia”, “Lebrija”, y más. ¿Pensaron el álbum de esta forma?

Sí, desde el principio tenía clara la idea del disco, que era contar con música el recorrido que hizo esa tribu de Punyab, que con los siglos se convirtió en la etnia gitana. Y la portada y arte en sí del disco tenían que ser así, un camino sinuoso y unas caravanas errantes.

Es por eso que el disco abre con “Punyab”.

¡Claro! Desde Punyab, una zona del norte de la India, salió una tribu que con los siglos se convertiría en la etnia gitana. El recorrido fue ese, Punyab, Persia, Turquía, Egipto, norte de África, hasta llegar a Tánger y Andalucía, y seguir por el resto de España. Cuando llegaron a Turquía, hubo una división, muchos se fueron por el norte de Europa. Por eso también hay gitanos europeos, rusos, rumanos y de otros lugares.

Se escucha más riqueza sonora en “Caravana”, música árabe, mediterránea, rock, flamenco, marroquí, y demás. Es una suerte de crisol que nos habla de las raíces gitanas. Y una de las características de la comunidad gitana en su esencia nómada. ¿Comulgan con esta visión acerca del sonido del álbum?

Sí claro. Porque aparte de querer contar de dónde venimos los gitanos, también queríamos contar de dónde viene el flamenco. Viene de siglos y siglos de empaparse de todas esas músicas indias, persas, turcas, africanas, etcétera. El flamenco no salió de nada, salió de la unión de todas esas músicas, y creo que en nuestro disco se puede analizar bien.

Carmen Vargas canta en “Caravana” I y II, ¿es bulería?

Sí, ella es mi hermana, y es una bulería arromanzada de Lebrija. Es un poco más lenta que otras bulerías de otras zonas de Andalucía, como Sevilla capital o Jerez (Cádiz).

 

Hay una parte de un poema de García Lorca en “Deserto rosso”, ¿cuál es ese poema?

Es un zorongo, son cantes populares que García Lorca recogió para su Romancero gitano.

¿Qué significa y representa en lo musical, cultural, esta producción?

Para mí era muy importante contar esta historia de esta manera. Quería dejar constancia de la influencia oriental que tiene la música occidental, no sólo el flamenco, sino también el rock y la psicodelia. Si pones un disco de la primera etapa de Pink Floyd, podrás apreciar canciones con tonos árabes, y eso viene de siglos y siglos de viajes con caravanas por parte de esa tribu que partió desde Punyab. Creo que es necesario que la gente lo sepa.

“Caravana” es el segundo disco ¿cierto?

Sí, nuestro segundo disco, editado por Funclub Records.

¿Consideran que “Caravana” está mejor logrado en arreglo, producción, que el anterior?, ¿por qué?

Sí. Básicamente porque mejorar te lo da la experiencia, y en este caso, la experiencia está en grabar y producir uno mismo sus discos, para poder mejorar. En el error está el secreto, tienes que equivocarte para aprender de tus errores y no repetirlos. El tercer disco va a ser infinitamente mejor que este segundo (risas).

Entiendo que la producción fue de Quentin.

Sí es mía, por la razón que te explico en la anterior pregunta.

¿Cuál es ese desierto de la portada?

Pues no es uno en particular. Puede ser cualquiera que atravesara esa tribu errante. Lo que sí tengo claro es que fue un viaje duro e inhóspito, y así es la portada.

Hay quienes afirman que son los Triana de la actualidad, ¿están de acuerdo?

La verdad es que no estoy de acuerdo. Pero si lo quieren decir, tampoco es que nos vayamos a enfadar, porque Triana es una banda que nos encanta e hicieron muchísimo por la fusión del rock con el flamenco. Pero ellos lo hicieron de una forma muy personal y nosotros no tenemos nada que ver.

Quentin Gas

Quentin Gas & Los Zíngaros – Fotos: Nuria Sánchez

 

¿Consideran que Sabicas es un pilar dentro de su sonido y una referencia del llamado “flamenco fusión”?

Pues realmente tampoco. Conozco ese disco de Sabicas con Joe Beck llamado “Rock Encounter”, fue la primera experimentación conocida entre una banda de rock y un artista flamenco. Todos le debemos muchísimo a ese disco, a ese gesto valiente. Pero sinceramente nosotros estamos más cerca de Tame Impala, Temples, The Horrors que de Triana o Smash. Lo que pasa es que indudablemente las comparaciones están ahí. Nosotros tan solo hacemos rock psicodélico en tonos aflamencados. Ya verás con el tercer disco cómo es esto que te cuento, ¡lo verás más claro!

¿Qué otras referencias musicales tienen?

Pink Floyd, Lole y Manuel, Camarón de la Isla, Niño de Elche -participa en el disco-, The Beatles, The Byrds.

¿Quiénes forman actualmente la banda?

José Vaquerizo (teclados, sintetizador y coros), Tera Bada (bajo y coros), Jorge Mesa (batería) y Quentin Gas (voz principal y guitarra).

¿Con qué músicos han pensado grabar y qué otros sonidos han querido incorporar en su propuesta musical experimental?

Pues, en el tercer disco habrá muchos más sintetizadores y hasta ahí puedo leer.

¿Qué más trae Quentin Gas & Los Zíngaros para este año?

Tocar mucho en directo. Tenemos una gira que nos llevará por el festival Tomavistas de Madrid, donde compartiremos cartel con Temples, Lori Meyers, Suuns y otros más. También tocaremos en el Festival Interestelar de Sevilla. Estaremos en Valencia, Barcelona, Málaga y en muchos sitios que todavía no podemos decir. Muy probablemente empecemos a dar conciertos fuera de España.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: