fbpx
Dorian Cometas

Dorian pide cambios desde donde arden los “Cometas”

“Cometas” es una composición épica, que une hábilmente la cara orgánica y la vertiente electrónica del sonido de Dorian

En los últimos años Dorian se ha convertido en una de las bandas más populares de la escena española. La gira de su último álbum, “Justicia universal“, ha llevado a los barceloneses por salas y festivales de medio mundo, consolidando su particular sonido, a caballo entre el pop independiente y la electrónica. 

Rodado junto a la valla fronteriza en Tijuana, Arizona, Nuevo México y Texas, el nuevo video de Dorian denuncia lo inútil que resulta tratar de solucionar problemas de tipo político y social como los que plantea la inmigración, levantando muros y concertinas. La banda se hace eco así del uso partidista y demagógico que ciertos partidos políticos están haciendo de la inmigración en muchos países del mundo (entre ellos España, Francia, Estados Unidos, Hungría o el Reino Unido ), en los que se señala y estigmatiza a numerosos colectivos con el único fin de sumar votos: “Ni fe ni salvación, ni muros ni guerras de mierda, ni estrategias de control”, reza la canción. Pero no solo de política va la cosa.

“Cometas” es toda una declaración de principios desde sus primeras estrofas, que invitan al oyente a abrazar valores como la honestidad, el sentido de comunidad o la fraternidad por encima de la mezquindad o el atroz individualismo, tan presentes en la sociedad actual: “Que dejes huella en tu gente / Que tus acciones hablen por ti / Que sueñes lo imposible / Y que lo hagas porque sí”, escribe Marc Gili, vocalista de la banda.

Como pieza audiovisual y como canción “Cometas” no puede estar más de actualidad, dado que la frontera entre Estados Unidos y México vuelve a ser un punto caliente del planeta a raíz de las tensiones generadas por la crisis de la COVID-19.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: