fbpx
Miguel Ríos

El día que entrevisté a Miguel Ríos

Todo comenzó con aquella noticia que rodó por la red hace algunos meses y que tocó inmediatamente mi sien: Miguel Ríos regresa para un concierto acústico y solidario a beneficio de la campaña “Un juguete, una ilusión”

Durante muchos años busqué la manera de entrevistar a Miguel pero lamentablemente nunca pude atinar . Recuerdo aquella anécdota a finales de los 90 cuando viajé a Caracas para conversar con Bersuit Vergarabat y Rubén Blades. Ambos artistas se presentaban en esa ciudad y se alojaban en el mismo hotel. Estuve toda la madrugada en el lobby esperando el canto del gallo para dar rienda suelta a esa anhelada misión.

Con mi cabeza agotada , sentado en un sillón que me hundía hasta el tórax, logré divisar a lo lejos a un reconocido personaje que salía apresuradamente de un ascensor y que se dirigía hacia el estacionamiento. Era Miguel Ríos. Le grité ¡Migueeel! y volteó ; me le acerqué y le dije: ¿que haces por aquí?, siempre he querido entrevistarte, regálame un minuto; el granadino me sonrió y me dijo: “lamentablemente no puedo, ando retrasado y voy saliendo a España; seguro nos veremos otra vez”

La Señal

Una semana antes de la presentación de Miguel Ríos en Madrid logré contactar a su manager Clara Castro Ríos, una mujer estupenda que tuvo la amabilidad de escucharme y darme así la oportunidad de entrevistar a uno de los grandes del rock español. Su respetuosa atención fue reconfortante para mi, y es que siempre pensé que sería imposible localizar a Miguel luego de su retiro de los escenarios en 2011.

En esos días Miguel estaba muy ocupado, los ensayos, la organización del show para ese 22 de noviembre borraban un poco la posibilidad de hacer el contacto. Todo quedó al azar, posiblemente para un día cualquiera luego del concierto.

Miguel Ríos

Todo se lo debo al rock & roll

Cinco días después del recital recibí un sorpresivo correo de Clara: “Esta tarde vamos a la Tele, podríamos hacer la entrevista para NoEsFm si me llamas al móvil a las 18:00 y la hacemos camino al estudio, no tendremos mucho tiempo, posiblemente de 10 a 15 minutos, espero que no sea demasiado tarde Javier”..

Fue así como puntualmente y de manera efusiva Miguel Ríos atendió el teléfono a las 12:30 hora Venezuela, fue una cableada y emocionante conversa. Y es que las respuestas de Miguel eran tan fluidas, tan libres, que me parecía que estuviese hablando con un amigo de porros; estaba en línea con un tipo sincero y desprendido.

Miguel hojeaba los recuerdos, me contaba cosas,  hasta que dijo: “disculpa Javier, ya llegamos al sitio, mil gracias por todo, ¿ te hago un saludo para la radio ?”.

Vivo en la carretera

Durante mi vida profesional he tenido la bendición de entablar relación con artistas extranjeros llenos de reconocimiento y trayectoria. Manu Chao, Charly García, Herbert Vianna, Cerati, Pedro Aznar, Andrea Echeverry, Enrique Bunbury, han sido algunas de las personalidades que de manera humilde, franca, han entregado parte de su valioso tiempo para que este inquieto servidor, amante del rock iberoamericano, les entreviste. Ojalá esta vivencia sirva de ejemplo para borrar cierto egocentrismo en algunos músicos de mi país.

Como dijo alguna vez Albert Camus: “El artista se forja en ese perpetuo ir y venir de sí mismo hacia los demás, equidistante entre la belleza, sin la cual no puede vivir, y la comunidad, de la cual no puede desprenderse”

Gracias Miguel !

Javier Gómez

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

4 comments