virtual memory virus

El pop oscuro de Virtual Memory Virus

Virtual Memory Virus (VMV) suena a nombre de algún programa digital. Pero no, es el nombre del proyecto personal del músico chileno René Roco. Tampoco estábamos tan alejados, ya que la idea se inspira en la memoria colectiva digital, en un cúmulo de ideas de ayer, de hoy y del futuro. Recientemente publicó su Ep “Philia”, siendo “Toska” el primer single. Electrónico, pop, pero con un sonido oscuro, muy dark synth no tan usual en este tipo de propuestas. Dejemos que sea Roco quien cuente a NoEsFm más sobre su iniciativa.

Antes de presentar Virtual Memory Virus, ¿en qué grupos estuviste, que hacías?

Constantemente estoy componiendo y produciendo música, creo que es importante nutrirse de distintos sonidos. Esto me ha permitido formar parte de diferentes proyectos musicales. En el año 2010 formé un grupo de mathmetal llamado Ascesis. En ese momento mi inquietud musical estaba ligada a la exploración rítmica y al lenguaje del metal que posteriormente me condujo hacia la música electrónica. Desde ese momento me he dedicado a producir proyectos musicales y a colaborar en grupos de distintos géneros desde remixes hasta arreglos como en Slowfatmotion, Camila Moreno, AIDF y Dadalú. También he tenido el agrado de trabajar en la banda sonora de dos películas: “Apio verde” y “Visceral”.

¿Cómo llegas a Virtual Memory? ¿Y qué tiempo tienes con esta propuesta?

Siempre me sentí atraído por la sonoridad de los años 80, desde la textura del sonido análogo hasta el concepto de pop que existía en esa época. Hace un año mi interés se concretó con VMV. Fue un proceso largo de referencias, conocimiento y saber dónde quería ubicar emocionalmente al oyente. Me interesaba crear música cercana al pop y que también dejara espacio a la experimentación, ya que existen infinitas formas de transmitir amor, oscuridad, intimidad y romanticismo desde la música, emociones que me interesaban abordar.

virtual memory virus 2 (1)

 

Entendemos que eres tú solo, ¿tienes colaboradores?

Vivir la experiencia de conocer y trabajar con distintos músicos es algo que nunca dejaré de disfrutar. VMV es un proyecto en solitario que me permite invitar a distintas vocalistas según el resultado que busque obtener en un track. Esto me ha llevado a trabajar con cantantes que valoro mucho como Heidi Weinrib y Elisa Ñiño. Lo mejor de las colaboraciones es que nunca tienes la certeza de cómo una voz complementará o influirá tu música. Este fue el caso al trabajar con Martina Petric que participó en los tracks “Toska” y “Honey”, ella hizo que me enamorara de VMV.

¿Con VMV solamente haces música o en vivo hay performance audiovisual?

Me interesa hacer presentaciones en donde lo visual sea un aspecto que potencie la experiencia del sonido. Creo que para crear un ambiente o un estado emocional en el oyente depende de cómo llegas a sus sentidos y, sin duda, la imagen juega un rol muy importante en eso.

Vemos que Philia es tu primer Ep.

Antes de “Philia” había publicado un pequeño Ep gratuito de tracks para comenzar a mostrar VMV y generar más instancias de colaboración. Grabé las voces en JackStudios, y junto a la BillyJack desarrollamos el primer material audiovisual. Posteriormente comencé a trabajar en “Philia”, que terminó convirtiéndose en el primer Ep oficial de VMV, ya que muestra de mejor forma la identidad del proyecto. “Philia” ya está disponible en Spotify, Itunes y en las principales plataformas de streaming y venta de música digital.

¿El sello que te respalda es Sistemata?

Actualmente no tengo sello. “Philia” lo publiqué de manera independiente y Sistemata era el nombre de un sello que estaba formando, nombre que finalmente utilicé para otro proyecto mío de música electrónica.

¿Eres quien canta?

Nunca me he sentido muy cómodo cantando, pero quise intentarlo en el track “Our limits”, lo tomé como un desafío ya que siempre había buscado a alguien que interpretara mis canciones. También hago las segundas voces en “Honey” y “Toska”.

Hay un tema en español: Toska.

“Toska” es el single de “Philia” y fue el primer track en español que hice. Me interesaba crear un Ep en el cual el sonido fuera más relevante que el idioma, por eso hay tracks en inglés, español e instrumentales. La letra de “Toska” es un contraste entre estrofa y coro; la estrofa es principalmente descriptiva, es más interpretativa, describe sensaciones, colores y sentimientos. Por otro lado, el coro es simple, directo y sin lectura entre líneas. Cuando estás pasando por momentos muy intensos y alguien te dice que estarás bien, sólo debes apoyarte en eso. Es un mensaje directo y claro, no sabes cómo ni cuándo, sólo lo crees, es despojarse de tus preocupaciones, así veo a “Toska”.

¿Cómo defines tu propuesta electrónica?

La podría definir como una propuesta que utiliza la electrónica como argumento y el pop como discurso.

¿Tus influencias?

Mis influencias van desde grupos pertenecientes al metal como Meshuggah y Tool, pasando por compositores como Debussy y Erik Satie, hasta música electrónica cómo Alva Noto, Underworld, Bjork, Four Tet, FKA twigs y Shlohmo. El sonido de las décadas de los 70 y 80 es una influencia constante, también el triphop con grupos como Portishead y Tricky.

Dijiste que tienes otro proyecto, cuál es y si vas a crear más.

Hace poco terminé de producir el disco “Overload” del guitarrista Koke Benavides. Fue una gran experiencia y aprendizaje, ya que participaron más de veinte músicos y la propuesta musical está relacionada con el jazz fusión y electrónica. Pueden encontrar más info en kokebenavides.com. También tengo otro proyecto de techno llamado Sistemata, pronto publicaré el primer Ep bajo el sello Madrileño Artificial Domain. Pueden escuchar el primer adelanto en soundcloud.com/sistemata. Tengo otro proyecto de house junto a un amigo, aún está en desarrollo y tenemos planes de publicar el Ep durante el próximo año.

Pueden disfrutar del trabajo de Virtual Memory Virus (VMV) a través de: virtualmemoryvirus.com

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: