Garage rock El Perrodiablo

Garage rock en “La otra dimensión” de El Perrodiablo

La banda argentina lanzó su quinta producción, con descarga gratuita, para esos seguidores del rock descarnado


Distorsiones propias del garage rock se sienten en el quinto disco del grupo platense El Perrodiablo: “La otra dimensión”. Este nuevo material muestra nueve temas con ese sello callejero, a la usanza de The Stooges, incluso asomos de Kiss, entre otras bandas.

“Básicamente nos consideramos una banda de rock and roll crudo. Probablemente en este trabajo lo que hayamos capturado, gracias a la manera de encarar la grabación de Gonzalo Pájaro Rainoldi, sea llevar la mugre que caracteriza nuestros shows al estudio. Nos gusta volcar la distorsión a las canciones y que la combinación sea ese incendio liberador que entendemos por rock’n’roll, ese que te tiene que arrancar los demonios de adentro. Este disco es un exponente fiel de tener claro nuestro sonido. Además de las influencias, este disco tiene una marca única: cuando lo grabamos, miramos mucho la Nueva York de los 70, donde el clima era pesado y conflictivo y salían grandes discos como válvulas de escape de esa carga. Hoy en esta Argentina enroscada y circular, nosotros pusimos ese espíritu de libertad y euforia desbocada para salir de esa trampa”, indicó Doma, el cantante.

Aparte de su vocalista, El Perrodiablo está formado por Chaume (guitarra y coros), Fran (bajo), Lea (guitarra y coros) y Palmer (batería). Surgieron aproximadamente en el año 2006, y en ese trayecto han grabado cinco discos: “La bomba sucia” (2007), “Orgía políticamente correcta” (2009), “El espíritu” (2012), “Cacería” (2014) y el más reciente; además de algunas grabaciones inéditas recopiladas en carpetas digitales en Bandcamp. Todos siguen la vía del rock and roll desaliñado, underground y garage rock.

“La otra dimensión” fue grabado en uno de los estudios más importantes de Argentina que se llama El Pie, donde se han editado discos importantes del rock argentino, más allá de los gustos personales. El técnico de grabación fue Gonzalo Rainoldi, de Crudo Estudios. Además, el disco fue masterizado en Estados Unidos por Carl Saff, que tiene en su haber trabajos con bandas como Fu Manchu, Urge Overkill, Guided By Voices, entre otros”, aseveró Doma.

Foto principal: Martin Santoro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *