Índigo Cine Cortometraje Azul

Índigo Cine presenta el cortometraje “Azul”

La productora audiovisual Índigo Cine presenta “Azul”, su nuevo cortometraje. Con los protagónicos de Emilia Rodríguez Griñó y Camila Viale, la música de Otros Colores y la dirección de Delfina Ciancio, el corto se estrena el 27/2 vía YouTube


La productora audiovisual Índigo Cine presenta “Azul”, su nuevo cortometraje, que tiene fecha de estreno para este jueves 27 de febrero, a través de su canal de YouTube.

Con los protagónicos de Emilia Rodríguez Griñó y Camila Viale y la dirección de Delfina Ciancio, “Azul” cuenta con el aporte musical de Otros Colores y fue filmado en Rosario y Gualeguaychú.

NoEsFm pudo ver el corto de manera anticipada y a continuación te adelanta, de manera exclusiva y sin spoilers, el inminente estreno de temática LGBT+ de la joven, pero prestigiosa productora audiovisual.

Azul

Gina vuelve a la ciudad después de la muerte de su papá. Encuentra un viejo saco rojo que supo pertenecer a su fallecido padre y se lo apropia como un manto protector para no soltar. Durante el tiempo de prolongado duelo, Gina conoce a Azul, quien de manera inesperada, cambia su vida, sacudiendo estructuras y sembrando interrogantes sobre identidad, libertad y sexualidad. La relación entre ambas protagonistas encuentra el conflicto cuando Gina toma consciencia que la figura de su padre y las restricciones heredadas son el principal impedimento para expresar libremente su sexualidad y vivir, finalmente, una vida propia, sin represiones.

El acierto de Ciancio es subvertir la paleta de colores que el cine reproduce con naturalidad, reemplazando al azul típicamente asociado con la tristeza y deshaciendo la idea de un rojo pasional, un lugar común de la construcción cultural de siglos y siglos. Jugando de esa manera, la directora y guionista, una prueba que más allá de los cambios y avances en la sociedad, cada historia personal oculta su pequeña trama de conflictos que sobreviven y cargan sobre las nuevas generaciones como un legado de represión y dogma consciente o inconsciente. Desaprender, dejarse ir, interrogar desde la piel y no tanto desde lo cerebral; deshacerse de las cargas familiares y las construcciones culturales, es, al final, la trama implícita del corto de Ciancio para Índigo Cine.

“Azul” estará disponible en el canal de YouTube de la productora a partir del jueves 27 de febrero. A pocos días del estreno, la directora anticipa el corto repasando lo más importante que dejó la realización: lecciones, interrogantes y desafíos.

“Aprendimos mucho”, apunta Ciancio, volviendo al proceso de filmación. “Fue el primer trabajo en el que nos tuvimos que tomar todo en serio. No fue perfecto, pero nos dio una gran base para empezar a desarrollarnos como mejores realizadores. Desde cómo encarar el guión y los personajes, al recorrido de la pre-producción, la convivencia y dinámica de rodaje y cómo construir el montaje a partir del resultado del material. La historia sufrió alteraciones en cada proceso, y surgieron preguntas y dudas que de otra forma no hubiésemos tenido la necesidad de encontrar respuesta”.

“Siento que al cine y al audiovisual hay que atravesarlo una y otra vez hasta encontrar un método. No sé si lo encontré todavía”, reflexiona la joven cineasta. “Pero así se aprende: haciendo. Por más de que creo que mucho lo he ejercitado viendo películas, porque me críe con ellas, hacerlo y asentar todo el conocimiento es muy diferente. Encontrar la forma de que el papel y la palabra se transformen en imagen y sonido es un trabajo en equipo e implica poner el cuerpo durante horas y horas. Es un trabajo que se disfruta y padece al mismo tiempo, porque se convierte en lo único en lo que podés pensar”.

Sobre la inspiración inicial de “Azul”, Ciancio retrocede algún tiempo atrás. De manera casual, paseando un día, hubo un disparador que lentamente fue tomando forma. “La idea surge, literalmente, después de haber comprado en una feria el saco rojo que vemos en el corto”.

El saco -un objeto de poder simbólico esencial en el corto- se fijó de tal manera en la mente de la joven realizadora que no quedaba otra, había que hacer algo con eso. “Me gustaba que fuera el saco del padre del personaje de Gina, nuestra protagonista, y cargarlo de todo lo impuesto por él a lo largo de su infancia”.

Azul

¿El juego de contrastes simbólicos entre ambos colores lo tenías pensado desde el primer momento o fue algo que surgió a partir de la realización?

Sí, estuvo pensado desde la cuna de la idea, incluso en un principio iba a ser algo mucho más obvio y constante a lo largo del corto, pero justamente es a partir de la realización cuando nos empezamos a alejar un poco de seguir remarcando sobre este concepto. Me gusta pensar que hay muchas cosas que se pueden definir a partir de un color, a veces lo siento en la música, otras en sentimientos o incluso recuerdos. Gina está condenada al color rojo, que yo lo encuentro bastante incómodo, agresivo. Un color difícil, fuerte. Y es el que representa a su padre, a lo impuesto, a lo “correcto” y no puede despegarse de eso, porque es lo único que conoce. Coloquialmente el rojo demuestra calidez, incluso vida si pensamos en el fuego, y el azul es completamente lo contrario. Un color frío, triste, solitario. Pero para mí nunca fue así, veo mucha belleza y afecto en el azul. Me pareció buena idea tomar lo que conocemos de estos dos colores tan paralelos e invertirlo, accidentalmente inspirada también por la película “Blue is the Warmest Color” (Abdellatif Kechiche, 2013), que ya desde su título plantea esta noción. No sé qué tema en particular tendré yo, como directora, con el rojo. Pero siempre fue un color que rechacé, aunque de a poco me hallo en él. Cuando tenía 11, creo, me mudé de casa y habían pintado absolutamente toda mi pieza de rojo. Me dolía la cabeza al entrar ahí, e iba en contra de todos mis deseos estéticos. Le pedí por años a mi mamá pintarla color crema hasta que así sucedió.

Regresando otra vez al proceso inicial del proyecto, Ciancio explica que empezó a escribir el guión poco antes de comenzar a cursar su tercer año en la facultad. Al principio, se trataba únicamente de una sola página, pero pronto todo habría de cambiar. “Lo usé para un trabajo dentro de la carrera, y de ahí lo demás fue surgiendo solo después de semanas enteras de enfrentarme a una página en blanco”, explica la realizadora. “Mis profesores y compañeros iban leyendo cada versión nueva que llevaba a clase”.

“Lo escribí durante un poquito más del primer cuatrimestre de ese año y al segundo pre-producimos y grabamos todo al hilo. Nos quedaron algunas cositas que filmar más adelante y a mediados de 2019 ya lo teníamos cocinado. El grueso del corto está rodado en Gualeguaychú, porque Camila All, a cargo de la producción de los proyectos de Índigo, consiguió una casa de campo hermosa apenas saliendo de la ciudad”.

Índigo

“Azul” confirma, una vez más, el sólido vínculo que Índigo Cine mantiene con el universo musical de la región. Tras estrenar el clip “Coraje” de Spooks, el documental “La Terraza de la Abuela“, dedicado a la banda homónima oriunda de Las Parejas, y de crear el exitoso y premiado video de “Sunset loop” de Amelia Sagarduy, “Azul” cuenta con la música del grupo Otros Colores y algunos detalles más que en este artículo se evitan para no caer en spoilers.

Algunos meses atrás, más precisamente sobre finales de noviembre, tuvo lugar la cuarta edición del Festival Internacional de Videoclips de Barcelona, Soundie 2019, donde “Sunset loop” dirigido por Ciancio para Índigo Cine ganó el premio al mejor video low-cost.

Soundie, donde se reúnen profesionales de la industria musical y audiovisual, nace de la necesidad de dar visibilidad al trabajo de infinidad de realizadorxs que hacen posible la producción de videoclips, así como para convertirse en el altavoz a nuevas propuestas y conectar a profesionales jóvenes del sector.

Tanto la nominación como el premio desde España significaron sorpresa y alegría. Pero, principalmente, se trató de una confirmación del buen rumbo que directora y productora están tomando.

Sin tapujos, Ciancio aclara que el premio funciona como una gran oportunidad de visibilizar el trabajo que vienen desarrollando así como también una confirmación del buen rumbo que llevan. “Algo de visibilidad vino gracias al premio; algún que otro trabajo y hermosos mensajes, pero eso un poco empezó a pasar incluso desde el momento en que el videoclip se publicó”.

Como un pequeño pero significativo fenómeno de viralización, “Sunset loop” se esparció vía YouTube por celulares, computadoras y televisores, cautivando nuevos fans de la música de Amelia, pero también ganando espacio y respeto para Índigo. “Nos alegró muchísimo ver todo lo que se iba generando en redes con el vídeo. A la gente le gustó. Amelia es una gran artista y Rosario se da cuenta, nosotros nos dimos cuenta cuando la conocimos. A eso le sumamos las visuales que logramos para “Sunset Loop” y todo se complementó muy bien. Me gusta mucho crear con ella, compartimos un montón de cosas e ideas, y resulta muy fácil escuchar y proponer, así que esperamos que se vengan aún mejores trabajos en el futuro”.

En los últimos años la provincia de Santa Fe apostó fuerte a desarrollar un polo audiovisual propio. Hubo programas de estímulo, concursos, festivales y otras tantas actividades que buscaron generar un fortalecimiento del rubro. ¿Cuál es la realidad para las productoras y realizadorxs jóvenes? ¿Se puede trabajar a largo plazo en un mercado local o es mejor ir estrechando vínculos en el exterior?

La realidad en Rosario hoy es compleja dentro del audiovisual, sobre todo si recién salís de la facultad como nosotros y te falta experiencia o “carrera” por todos lados. Trabajo no hay, y si hay no es en las mejores condiciones. Hay mucha gente esforzándose para que esto cambie de todas formas. Y uno, como puede y sabe, trata de sumarse a eso desde su lugar. A largo plazo, no sé. Recién arrancamos y estamos aprendido todo junto, como una avalancha. Por suerte hay gente interesada en nosotros, pero no sé si es algo pasajero a lo que nos tenemos que aferrar mientras podamos o algo que de alguna u otra forma lograremos sostener en el tiempo. Estamos todavía encontrándonos como profesionales tanto individualmente como en conjunto.

azul poster

Índigo Cine Índigo Cine Índigo Cine