João Gilberto

João Gilberto: muerte, tristeza y melancolía

Uno de los creadores de la bossa nova, el cantautor João Gilberto, murió hoy a la edad de 88 años. El músico fue responsable de clásicos como “Chega de saudade” y “Desafinado”


João Gilberto fue uno de los principales responsables de mostrar la bossa nova al mundo. Sus últimos años de carrera y vida estuvieron marcados por su aislamiento, sus deudas y sus conflictos familiares. La información de su fallecimiento la confirmó su hijo João Marcelo, pero la causa aún no ha sido revelada.

“Mi padre murió, su lucha fue noble, trató de mantener su dignidad a la luz de la pérdida de independencia, y agradezco a mi familia por estar aquí por él”, escribió el hijo del cantante.

Con su interpretación de “Chega de saudade”, compuesta por Tom Jobim y Vinícius de Moraes, comenzó una revolución que sacudiría a la música brasileña y universal. Sin ese registro, Caetano Veloso, Chico Buarque, Gilberto Gil y muchos otros no existirían. João Gilberto siempre ha sido un perfeccionista y un pintor nato: “Mi imagen de él es la de un quijote que se esfuerza por sintonizar un universo inevitablemente desafinado”, dijo Zuza Homem de Mello, crítico musical y amigo personal del cantante.

João Gilberto murió en su casa de Río de Janeiro y dejó el inmenso legado de la bossa nova, un ritmo que puso a la música brasileña en un nuevo nivel en relación con el mundo. El género surgió a finales de los años 50 por las voces de João Gilberto, Tom Jobim y Vinicius de Moraes, revolucionando la forma de hacer música en el país, con una mezcla refinada de la samba con el jazz.

A diferencia de la samba, que surge en los guetos y traída a Brasil por los africanos, la bossa nova surge de una clase media blanca en el sur de Río, donde se concentran los barrios más nobles de la ciudad. Y si el primer ritmo es una explosión, la elitista bossa nova llega con un discurso suave, en un taburete y acompañada de una guitarra que lleva la melodía a las letras que hablan sobre el amor, la pasión y el anhelo.