Les voy a echar un cuento de Ilan Chester

ilan chester noesfm radio

Han pasado más de 30 años y aún no he podido encontrar aquel álbum de Ilan Chester, ese que compré la misma semana de su lanzamiento

No puedo negar que cuando salió por primera vez el LP “Canciones de todos los días” (1983) del músico Ilan Chester, corrí inmediatamente a la tienda, lo compré y me lo aprendí de memoria. Y es que no solo me quedaron grabadas sus letras, sino también cada rincón de sus arreglos, su particular sonido, todo quedó registrado en mi cabeza de tanto escuchar esos surcos o simplemente al tratar de emular aquellos particulares acordes sobre mi teclado a pilas.

Con el paso del tiempo mi disco se estaba deteriorando, por ello tomé la decisión de salir a comprar otro y dejar esta nueva adquisición como la casi intocable, la de repuesto pues. Llegué a casa, puse el vinilo y algo raro aterrizó en mis oídos, un extraño y lejano hum, ruido de tierra o zumbido se oía arrancando el primer surco del Lado A: “Historia de un buen día”.

¿Qué pasó?, ¿qué sucedió? El ambiente ahora era más profundo, Ilan cantaba distinto, menos engolado, el fraseo era diferente, había otro color en la grabación.  Allí descubrí lo impensable: Ilan Chester volvió a montar la voz, el LP se volvió a mezclar y cuidado si se le anexó algún arreglo extra a su instrumentación. ¿Entonces, qué ocurrió con esta producción? Solo Ilan y unos pocos lo saben.

A partir de ese momento he descubierto infinidad de casos insólitos, rarezas, curiosidades, cosas paranormales dentro del mundo del disco hecho en Venezuela. Por eso cada vez que veo algún vinilo lo escucho con detenimiento, lo analizo y lo escudriño hasta la saciedad.

Así que si eres seguidor de este gran músico venezolano no te queda otra que buscar la primera y segunda edición, una labor como para sudar un poco.

La evidencia

A continuación escucharás dos fragmentos de la canción “Historia de un buen día”, la original y la misteriosa reedición. Notarás la diferencia en pocos segundos.

En cuanto a  portadas ambas ediciones son idénticas, solo he notado variaciones tenues de color sobre algunas de las etiquetas (Philips, 1983). Cabe destacar que tampoco existe una marca de fábrica sobre el vinilo o un número de catálogo que los diferencie visualmente. En pocas palabras,  solo te queda escuchar y escuchar.

Han pasado más de 30 años y aún no he podido encontrar aquel vinilo de Ilan Chester, ese que compré la misma semana de su lanzamiento, y es que la fulana reedición me ha perseguido por siempre.

Author: Javier Gomez

Publicista venezolano, productor de radio y TV, director y creador de NoEsFm. Audiófilo y melómano. Conductor en los años 90 del programa radial “La Cuna”, espacio dedicado a lo mejor del rock iberoamericano.