fbpx
Los Besos

Los Besos de regreso en Rosario

Los Besos regresan a Rosario para presentarse en Distrito 7 y hacer sonar las canciones de “Matemática sentimental”. Además, habrá presentación del nuevo libro de Paula Trama, Señora Fantasía, publicado por Ediciones Neutrinos

Los Besos, la banda bonaerense liderada por la multifacética artista Paula Trama, regresa a Rosario para hacer un recorrido por su reciente disco “Matemática sentimental” y repasar canciones de toda su discografía el viernes 13 de marzo a las 21hs en Distrito Siete (Ovidio Lagos 790).

El mismo día se presentará Señora Fantasía, nuevo libro de poesías de Trama, publicado por Ediciones Neutrinos y cuya edición física se podrá conseguir en dicho evento. Señora Fantasía reúne distintos textos pertenecientes a Biblioteca Nacional (2006), La Yegua y el Caballo no existen (2010) y Rosa y negro (2012), la serie inédita Notas de Bahía (2018) y poemas encontrados en blogs. Además, el escritor Juan Pablo Di Lenarda y la música Flowi (integrante de Lalalas) ofrecerán una performance de poesía experimental.

Las entradas anticipadas con descuento pueden conseguirse en Distrito Siete (Ovidio Lagos 790, Rosario) de lunes a viernes de 8 a 19hs u online en d7entradas.com.ar.

El libro

“Señora Fantasía es una antología, un pequeño libro de mi poesía reunida y debo decir, todo el mérito lo tiene la editorial en su trabajo de recolectar y rastrear las diferentes plaquetas y libritos perdidos que forman parte de esta reedición”, explica Trama sobre el esfuerzo detrás de la novedad a cargo de Neutrinos. “Hay dos detalles para resaltar de este libro, en mi opinión, que son los inéditos, una serie llamada Notas de Bahía que escribí en un viaje del 2018 y Biblioteca Nacional un poema que había olvidado completamente y que Christian, el editor, me recordó que existía”.

Acerca de recopilar materiales desperdigados por los años y del ejercicio de revisitar escritos del pasado, la autora, apunta: “Gracias al ímpetu y a la idea de Neutrinos me puse en contacto con el material una vez que lo organizaron, pero creo que mi experiencia con la escritura (que data sobre todo del período 2007 al 2015) siempre quedó un poco olvidada por mí misma. No recolecto, y aún más soy de desechar lo que escribí. En este sentido, se volvió un poco graciosa y azarosa la confección de este libro porque no encontraba los archivos ni los libritos y quedó a cargo de la editorial recuperar y reunir el material”.

La banda

Los Besos es una agrupación creada por Paula Trama junto a Fede Fragalá, Sebastián Rey, Victor Rallis, Ariel Chisleanschi, Pablo Berardi y Dante Frágola.

A partir del 2011 hasta el día de hoy, de power trío a banda pop expandida, Los Besos llevan editados cinco álbumes de estudio: “Ep1 y 2” (2013), “Un disco de Los Besos” (2015), “Helados verdes” (2017), “Copia viva” (2018), y “Matemática sentimental” (2019).

Desde 2017 la banda está creciendo de manera sostenida. Mientras que las reproducciones en plataformas van sumando cifras considerables, cada movimiento es seguido de cerca por lo que resiste de una prensa especializada. A no confundir: Los Besos no es una banda para los críticos (¿existen todavía?). Los Besos es una banda de canciones para su tiempo. Hay una conversación entre la época que vivimos y temas como “Offline”, “Canción del ballotage”, “Telón”, “La cascada de tu pelo enredado”, “Copia viva” y “Albañil”. A la lista podría sumarse las recientes “Hoy no”, “Mi postura” y la canción que da título a su último álbum.

Las criaturas de Trama & Compañía parecen habitar entre los silencios de ansiedad, deseo y amor (transformado) de una época donde la urgencia es ley. Sutiles y delicadas; poderosas y atrapantes; las canciones pueden funcionar como una baliza de ubicación y rescate emocional cuando la cabeza te dio 30 vueltas, perdiendo el eje en un segundo. Quizás, en el fondo, los temas de Los Besos sean criaturas empáticas dueñas de una danza propia sin manual de instrucciones.

La ironía tiene una piel para cada ocasión en la música de Los Besos. Es tanto un recurso de escape para desdramatizar como para elevar la apuesta según la narrativa (de tres minutos) lo demande. Conocedora de la ópera y sus disparadores, Trama escribe y potencia. Se corre del dramatismo del amor, se ríe mientras se lo adueña e ironiza. Desde ese equilibrio tan exquisito, lentamente, llega a un lugar que Moura y Jacoby supieron crear, pero que desde hace tiempo está vacante en el universo del pop argentino.

Según la gacetilla que acompaña al evento del grupo en Rosario: “‘Matemática sentimental’, quinto álbum de Los Besos, editado en octubre de 2019, es un disco a la vez anómalo, pop, clásico y cancionero, que se desliza entre la peculiaridad y lo común, reuniendo viejas fórmulas de vapores musicales, citas a voces montañosas de ambos lados del meridiano, superficies brillantes de ritmo desconocido, preguntas, ritmos vertebrales. Fue presentado en noviembre de 2019 ante más de 500 personas en el Teatro Xirgu con entradas agotadas, y luego en La Plata, Rosario y la costa atlántica”.

El texto resulta escueto para reflejar el contundente presente del grupo. Mientras las canciones se esparcen por la Internet y por el boca a boca (método que todavía prueba ser inclaudicable ante los cambios de paradigmas) Los Besos van conquistando espacios, llevando su música ante nuevas audiencias y el fandom de siempre que los espera por las ciudades del país.

La banda se presentó en el Centro Cultural Kirchner, Ciudad Cultural Konex, Centro Cultural Recoleta, Usina del Arte, Festival Ciudad Emergente, Festival Bienal Arte Joven, Teatro Caras y Caretas, Festival Bafici, Centro Cultural Recoleta, Teatro Margarita Xirgu, La Tangente, Club Belle Epoque, Plataforma Lavardén, entre otras salas y festivales de Argentina.

Mientras la lista crece y el kilometraje carga números, el grupo llega a venues nuevas y hace sonar su música en diferentes circunstancias. El verano que va terminando los encontró girando por la costa argentina, alcanzando nuevos oídos, medios de comunicación y escenarios de paradores y festivales. Rosario puede dar cuenta de lo que genera Los Besos con el público. Hubo que anhelar las canciones por un tiempo considerable hasta que en junio de 2019 la banda llegó por primera vez a la ciudad, para presentarse junto a Diosque en el Gran Salón de Plataforma Lavardén. Esa noche, ante una conjunción de neófitos, fans y observadores distantes, Trama y la banda cerraron el primer episodio de su serie en la cuna de la bandera.

La continuación no se hizo esperar, semanas más tarde, Trama fue parte del Festival Internacional de Poesía de Rosario con su proyecto Susi Pirelli, junto a Inés Copertino.

Sobre finales de noviembre, Los Besos regresaron a la ciudad para presentarse en Casa Brava. Esa noche, sonaron canciones de “Matemática sentimental” ante un local repleto, que reconfirmó el romance y quedó con ganas más. El recital de Distrito 7, el próximo viernes, será la cuarta visita de Trama a la ciudad en menos de un año.

Con un equipo armado (tanto arriba como abajo del escenario) la banda sigue caminando. Sumando fechas y conquistando corazones. Pero como dijo el tío Ben antes de quedar sepultado bajo un tendal de reboots, un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Junto a una agenda cargada y un público en franco crecimiento, el universo de Los Besos está cambiando, evolucionando orgánicamente semana tras semana, y eso es lo que conversamos con Paula Trama antes de su inminente visita a Rosario.

La frecuencia de los recis de Los Besos se fue intensificando. Los espacios para las fechas propias se volvieron más grandes y fueron ganando participación en ciclos o festivales. ¿De qué manera influyó el contacto directo con el público en la propuesta de la banda?

Influye mucho a la hora de tocar. El público es el diálogo en vivo, además del aliento. Es muy distinto el calor y la sensación de la gente bailando y disfrutando, nos afecta y nos mete en un clima de intensidad que trasciende lo musical. Es un descanso de lo estrictamente musical, digamos.

Los Besos como grupo es un pequeño seleccionado de musiques, un dream team que converge en un mundo común que supera las individualidades. ¿Cómo es la dinámica interna al momento de desarrollar canciones? ¿El material está más allá de todas las diferencias de criterio personal?

Yo compongo canciones y las compartimos en los ensayos, donde junto a la banda buscamos los arreglos, la instrumentación. Les vamos buscando la forma, que a veces termina de definirse después de testearlas en el vivo, en ese ida y vuelta entre nosotres que se da con una lucidez particular en el escenario.

Los últimos 10 meses llevaron a Los Besos a un nivel de exposición considerable. Están habitando un estadio justo por encima del underground sin colarse en la masividad. ¿Empiezan a notar que hay otro tipo de responsabilidades o exigencias a medida que la cosa crece?

Empezamos a notar y a trabajar en pos de que los shows crezcan, acompañando a la manera de crecer del público, pero la verdad no nos llega como una responsabilidad o una exigencia. Nos gusta trabajar sobre la interpretación de los temas y también venimos sumando personas al grupo que aportaron mucho a la experiencia de las canciones, por ejemplo, desde el vestuario, como Fede Castellón, o desde la iluminación como Lucrecia Frasetto.

La banda empieza y desarrolla a partir de tus canciones y tus esfuerzos. Sin embargo, en un momento decidiste quitar tu nombre, optando por un esfuerzo colectivo. ¿En la creación de Los Besos como banda hay un deseo de correrse del sujeto único con el que muchas veces se identifica a los grupos?

Me parece que una idea es siempre más divertida o potente que un nombre. Los Besos se armó y se consolidó como una idea en común de un grupo de personas, una idea que va mutando y tomando nuevas formas. Tal vez sea una manera de la identidad distinta, más fluida, y que en este caso no coincide con un individuo sino con una cantidad de deseos en común.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: