rudy la scala

Rudy La Scala, precursor de la new wave en Venezuela

Hablar de Rudy La Scala posiblemente sea para algunos un sinónimo de artista novelero o baladista rompe corazones. Para aquellos que indagan en el árbol genealógico de la música venezolana Rudy termina siendo un tipo innovador, de capacidad creativa invaluable, una pieza fundamental para el rock en nuestro país


Para que el rock venezolano logre una identidad plena debe en definitiva aprender a cohesionarse, a nutrirse de manera natural con las distintas tendencias y músicos que le han alimentado. Y es que todos mordimos la sustancia y la actitud del rock; Rudy La Scala no fue la excepción.

A Rudy me lo encontré entre los ascensores de un hotel a pocos minutos de montarse en tarima. Allí lo abordé y gentilmente me regaló un trozo de su tiempo.

¿Como fueron esos inicios?

Nací un 20 de enero de 1954 en Rocca di Papa, un provincia de Roma, Italia. Emigré con mis padres a Venezuela en 1959, regresé a Italia en 1961 y volví a Venezuela en 1963 con todo el resto de la familia. Por allá en 1964 mi papá le regaló una guitarra a mi hermano, a escondidas la agarré una noche y compuse mi primera canción.

¿Que música escuchabas en aquel entonces?

Crecí en un hogar donde sonaba Javier Solís , pero a mi me encantaban los Bee Gees. A los 15 años formé un grupo de rock llamado Las Explosiones de Goma. En 1971 me lancé como solista bajo el nombre artístico de Flavio. Allí impuse el tema “Piensa, sueña y ríe”; ese año fue promocionado por el cantante Bobby Solo.

En 1973 me retiré del colegio, me dediqué solo a la música, lanzando en 1974 mi primer sencillo “Woman” ya con el nombre de Rudy La Scala.

 

Pero comenzaste haciendo música con letras en inglés, ¿por qué no en castellano?

Me di cuenta que el inglés era el idioma más fácil para llegar mundialmente, por eso “Woman” arrancó siendo un gran éxito sonando en Venezuela, Brasil, Luxemburgo, Sudáfrica y Francia.

Grabas tu primer LP bajo la colaboración del líder de la banda progresiva italiana New Trolls, ¿como fue esa experiencia?

En 1974 yo me voy a Italia para un posible contrato con el sello RCA Victor, aquella disquera de moda que lanzaba a Ricardo Cocciante, Claudio Baglioni, los más grandes. Allí conocí a la esposa de Vittorio De Scalzi que era el líder de New Trolls. Nos hicimos grandes amigos,  gracias a el aprendí muchísimas cosas al igual que de su hermano Aldo de Scalzi.

Vittorio creyó muchísimo en mis ideas. Fue así como trabajamos en esta producción  titulada “Mi alma es tropical”. En este disco Vittorio ejecuta gran parte de los instrumentos junto a otros miembros de New Trolls: Nico Di Palo y Gianni Belleno.

 

Considero que fuiste el primero en traer la new wave a Venezuela (Dark Wave – Electro Pop) . Y es que todo al parecer comenzó con tu disco “It´s time to dance” (1979) y  la creación ese mismo año de aquel proyecto llamado A´mbar con María Conchita Alonso en la voz 

Puedo decir que fui el primeríto al igual que los hermanos Moratinos (Betarecord – City Hall – Magic Record).

A´mbar fue una idea completamente mía. Yo venía de Italia y vi como en aquel entonces triunfaba una banda estadounidense llamada Blondie, un grupo de jóvenes con una chica cantando; quise hacer lo mismo acá en Venezuela y siempre en inglés. El proyecto fue una estrategia. Le pedí a la disquera que no dijera que la cantante era María Conchita Alonso y funcionó. Llegamos a vender 75 mil copias de este primer disco de A´mbar.

Este álbum fue producido y arreglado por mi, mezclado en Londres, realizado con músicos Venezolanos junto al baterista británico Roger Odell (Shakatack) , con letras y música de Allan Jeansy.

 

Entonces A´mbar es Rudy La Scala

Si, yo fui el creador absoluto y financista de A´mbar, que era más que grupo, un concepto.

¿Y aquella tercera producción de A´mbar sin María Conchita?

En ese A´mbar no tengo nada que ver. La compañía Polydor registró el nombre y ellos crearon otro proyecto con otra cantante.

Y es que fuiste actor principal de una nueva corriente en Venezuela

Antes de salir Melissa lancé a fines de 1980 a mi pareja, una chica canadiense llamada Stella (Stella McNicol). Este disco titulado “Que Nota!”, manejaba un estilo post-punk, new wave, allí me siento más precursor en ese sentido junto a la agrupación venezolana PP´S.

 

En tu etapa baladista se notan ciertas pinceladas de Luis Ángel en tus canciones, ¿me equivoco?

El es como mi hermano. Gracias a las letras iniciales de Luis Angel y a los consejos del recordado productor de discos, el mexicano Nacho Morales, yo aprendí a escribir en español. A ellos les debo mucho.

Un abrazo Rudy y gracias por tu tiempo

Gracias a ti Javier y a NoEsFm