Segunda División

Segunda División comparte disco con los japoneses Merimeriyeah

Una convergencia musical se reúne en la nueva producción lanzada por Discos Nobita con el split “En la era de las telecomunicaciones”, trabajo que contiene canciones de la banda chilena Segunda División y de los japoneses de Merimeriyeah


Luego de la publicación de su EP demo “Aunque no estemos tan seguros de esto, lo terminaremos igual”, y una primera temporada de presentaciones en el circuito indie, la agrupación Segunda División (anteriormente conocida como OPPO) llama la atención de Discos Nobita. Tras el interés en el material de la banda, juntos se embarcan en la edición de la primera producción del novel proyecto, la cual incluyó la participación extraordinaria de un grupo japonés como parte de un registro inédito hasta ahora en el circuito local.

Segunda División es un quinteto que no supera los 21 años, conformado en 2015 por Diego Silvio, Franco Robles, Manuel Collao, Cristóbal Muñoz y Tamara Chandía. Conservan un trabajo sonoro influenciado por bandas como Sotaisei Riron, Cap’n Jazz y Ling Tosite Sigure, presentando una mixtura que atraviesa la tecnicidad del math rock, la intensidad del post-hardcore y las melodías del J-pop. Participan en el split con los temas “506”, “Archivos” y “El fin de todo”.

Merimeriyeah

Foto de Merimeriyeah por Horibe Mana

Por su parte, Merimeriyeah es un grupo oriundo de Tokyo (Japón), con 7 años de trayectoria y compuesta por Shimodaira Koushiro, Ishiwata Sakuko y Nanbu-sensei. Con un sonido ampliamente influenciado por bandas como Sonic Youth, Bloodthirsty Butchers y Sunny day Service, Merimeriyeah presenta una propuesta que fluctúa entre paisajes sonoros ligados al noise pop y al garage rock, con un leve matiz post-hardcore en la mezcla. Participan con las canciones “無題 (Sin nombre)” y “明るい曲 (Una canción brillante)”.

“En la era de las telecomunicaciones” es un disco que muestra toda la crudeza y espontaneidad de ambos proyectos, conformando así una paleta única para refrescar las apuestas de la escena independiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *