Sound Bullet

Sound Bullet estalla con su disco “Home ghosts”

La banda brasileña Sound Bullet regresa con “Home ghosts”, una producción cargada de indie rock, post-punk, rock alternativo y math rock

Sound Bullet es una agrupación de Río de Janeiro inspirada en estéticos sonidos de guitarras, ritmos enérgicos y voces profundamente expresivas. “Home ghosts”, su segundo larga duración, trata de encontrar un hogar en ti mismo luego de años de lucha contra la ansiedad.

La portada del disco resume el concepto: una casa aparentemente abandonada con luces encendidas y dando ha entender que todavía hay algo vivo dentro de ella. El disco fue producido por Patrick Laplan (Los Hermanos), mezclado por Andrew Oedel y masterizado por Antoine ‘Chab’ Chabert (Daft Punk).

El inicio

Sound Bullet comenzó como un proyecto del cantante y guitarrista Guilherme González mientras estaba en la universidad, como un medio para tocar sus propias canciones junto a un amigo también guitarrista. El bajista Fred Mattos y el baterista Pedro Mesquita se unieron a la banda más tarde. En 2015, Henrique Wuensch reemplaza a Everton Apecuitá. En 2018, Rodrigo Tak-Ming también se une al grupo.

Desde entonces, Sound Bullet se ha establecido como una de las agrupaciones más activas en la escena independiente en Río. En 2010, fueron finalistas de la Global Battle of Bands. Al año siguiente, llegaron a la final del festival Nova Música Brasileira, patrocinado por Oi Novo Som y con el apoyo del gobierno estatal.

Las primeras grabaciones llegaron en forma del EP con “Ninguém está sozinho“, lanzado en diciembre de 2013 después de dos años de trabajo en composiciones, arreglos, grabaciones y acabados. La producción estuvo a cargo de Diogo Strausz (Castello Branco, Alice Caymmi, João Capdeville), mientras que las seis pistas se grabaron en el estudio Cantos do Trilho con Pedro García (Planet Hemp y ex-Rockz).

Conversamos brevemente con el bajista Fred Mattos sobre el más reciente álbum de Sound Bullet. 

“Home ghosts” se lanzó bajo la mano del sello Sony Music. Cuéntanos cómo ocurrió esta transición.

Firmamos el contrato con Sony debido a un concurso en el que participamos en 2018, el EDP Live Bands (se lleva a cabo en Brasil, Portugal y España). Es muy diferente ser independiente y luego convertirse en artista para un sello discográfico. Tienen su propia forma de caminar, una burocracia que los independientes no tienen. De lo contrario, están mucho más organizados que nosotros en bricolaje. Creo que es una muy buena experiencia para nosotros en este momento.

– ¿Por qué grabar un disco totalmente en inglés? 

Ya hemos lanzado una canción en inglés en 2015. Siempre ha sido nuestro deseo tener un trabajo integral en este idioma. Decidimos que sería esto. Es un idioma que llega a buena parte del mundo, mucho más que el portugués y nos ayuda a romper las fronteras. De lo contrario, también nos permite expresar otras formas que en portugués no serían posibles.

– “Phoenix” y “Reveries” son nuestras canciones favoritas, ¿y las de ustedes?

Además de las que mencionaste, creo que “Shabby” es nuestra canción favorita. Fue el primer tema en ser compuesto para el álbum y también nuestro primer sencillo. Es una canción que a los fanáticos les gusta mucho cuando tocamos en espectáculos y siempre revitaliza.

– Brasil está pasando por un mal momento debido a la COVID-19. ¿Qué tan difícil ha sido esta situación para los músicos de su país?

Es un mal momento en general. Nuestro gobierno es un negacionista de la pandemia. Creen que es como una epidemia de gripe, a pesar de que 50 mil personas ya han muerto en 4 meses. No han brindado ningún tipo de apoyo social a los ciudadanos (ya sea financiero o en ausencia de cobros por electricidad, agua, internet). Los músicos se ven perjudicados aún más porque no hay forma de hacer conciertos, el sistema de la oficina de correos está sobrecargado, por lo que no es posible enviar camisas o CD rápidamente, los pocos lugares para pequeños grupos musicales están cerrando porque no pueden pagar las cuentas. Creo que el efecto negativo de la pandemia en la música puede tomar alrededor de 5 años para revertirse.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: