Tick Toper

Tick Toper: cuesta arriba no es el error

Desde la profundidad de la provincia de Buenos Aires, Tick Toper es prueba férrea del ADN evolutivo de la música rock


Desde hace ocho años Tick Toper sacude los escenarios bonaerenses con actitud, estilo y psicodelia. El cuarteto originario de San Pedro –hoy radicado en Capital Federal- tiene tres discos editados bajo la impronta de un rock dinámico que tiene mucho para decir sobre el arte, las pasiones urgentes, la sociedad de consumo, las relaciones y la política.

Las noches compartidas con grupos como La Patrulla Espacial o Las Sombras por las rutas argentinas, se suman a giras por Perú y excursiones a otros países del sur obteniendo un resultado inapelable: Tick Toper tiene fuego en el cuerpo y un mensaje para llevar ante cualquiera que quiera escuchar. ¿Su herramienta? Las canciones. ¿Su combustible? La convicción de una pasión irrevocable.

“Seres nuevos”, su último álbum, es una prueba exultante de la supervivencia evolutiva de la música rock. En las once pistas que componen al disco el cuarteto prefiere la intensidad al volumen riffero sabiendo ganar en sutilezas.

Amantes del rock y toda la cultura que lo transforma en un universo casi infinito, los Tick Toper tienen la certeza que rock es actitud, intensidad y filo, no una repetición de clichés refritados hasta el hartazgo. Por eso la apuesta junto al productor Werner Schneider (La Patrulla Espacial) es acelerar desde la intensidad climática logrando que el sacudón llegué desde ángulos elegantes.

Combinando garage, glam y psicodelia, los Tick Toper toman control de los cuerpos para agregarle su cuota de lucidez mordaz a la hipnosis del baile.

Recuerda el momento de tu rebelión, recuerda que algún día lo viste claro / Elegir cuesta arriba no es el error. El error es doblar para ir en bajada“, cantan en “Reglas indelebles”, canción con épica introducción a la Morricone que contiene una declaración de principios y el compromiso inquebrantable de un camino elegido como individuos y como hermanos.

Por su parte, “El artista” es una identificación abrumadora para cualquier persona que sueñe con dedicarse a una pasión no mercantilista. “Arte para vivir. Arte por qué morir / Abran la puerta al artista y que nos muestre por dónde ir” expresa el vocalista Emilio Trota mientras la banda construye mood a sus espaldas. No cuesta mucho imaginar a los Tick Toper tocando la canción por la extensa geografía argentina generando adhesión empática con puños arriba con el público cantando con el corazón en la garganta cada palabra de este himno.

El cuarteto está integrado por Trota en guitarra y voz, David Diez en sintetizadores, Facundo Gutiérrez en batería y Juan Scorcelli en bajo. Son el baterista y el cantante quienes responden las preguntas de NoEsFm entre dos fechas de la primavera recién estrenada: el Festival Canaletas Rock en su San Pedro natal (6/10) y el Club Alvear en Tandil (12/10).

En “Seres nuevos” reformularon su sonido. Siento que quisieron demostrar que el rock no es sólo guitarras y volumen sino que se trata de de intensidad, evolución y sutileza. ¿Por qué la decisión de ese cambio?

Gutiérrez: Este proceso fue una nueva búsqueda, trabajamos en conjunto con Werner Schneider, fue el productor del disco, y la conjunción de elementos fue dependiendo de las canciones, trayendo de este modo otros espacios y texturas, fuimos dándole a los temas lo que necesitaban, se puede decir que la decisión fue seguir la necesidad de las canciones.

En “Seres nuevos” saben decir las cosas con gracia, humor y estilo. ¿Cómo manejan las letras? ¿Es algo individual o van desarrollando de manera grupal?

Trota: Es un trabajo individual que se somete al grupo. Yo escribo y les cuento la idea de lo que quiero y si les copa a los demás, se imprime. Está bueno estar de acuerdo en que queremos decir para sentir que estamos todos en la misma al momento del accionar de Tick Toper.

“El artista” es un himno para cualquiera que trabaje en el arte y también que tengas sueños que no deparen seguridad de ningún tipo. Es además, algo que trasciende a pueblos, puede aplicarse a cualquier ciudad del interior del país. ¿Cómo surgió una canción tan poderosa?

Trota: “El artista” esta inspirado en el oficio y en como cuesta convencer a veces de lo noble que es ese oficio. Hay mucha gente que lo ha dado todo, y muchos que lo siguen dando, por tratar de que una buena idea se propague a través del arte. A nosotros nos parece que es una muy buena forma de decir las cosas. Menos ruda que las órdenes, más amable que las reglas, y más en busca de la sensibilidad.

Ustedes siempre tuvieron una mirada muy filosa sobre el universo de clichés de la industria musical y del rock. Eso sigue hasta hoy. ¿Les parece que el rock con ideas inquietantes se perdió con el advenimiento de bandas masivas que siempre recrean el mismo sonido y los mismos lugares comunes en las letras?

Trota: Para mi no se perdió, en todo momento el mainstream nos cuenta algo que ya pasó. Cuando llega a lo masivo ya está filtrado, creo que eso pasó todo el tiempo. En un momento Los Beatles habrán sido mainstream y la punta de la flecha, pero seguro había bandas más rockeras que el mainstream no advertía. Sabrán nombrarlas los más sabios. El rock se va moviendo de lugar y muta, es una actitud, no un sonido exactamente. Es un término muy amplio, pero aplicado a esto sabemos de qué hablamos. El rock esta siempre, hay que saberlo encontrar, hay que buscarlo y no creer que porque no te lo muestran no existe más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *